La universidad y la literatura: un encuentro imprescindible

Por Carlos Ruta, rector.

El Doctorado Honoris Causa es siempre la distinción más alta que una universidad puede dar. Ahora, ¿por qué otorgar un honoris causa a Paul Auster y John Maxwell Coetzee? ¿Por qué la Universidad Nacional de San Martín quiere reconocer a un Premio Nobel de Literatura y a un escritor mundialmente reconocido y multipremiado. En primer lugar, es un reconocimiento modesto; el de una Universidad que está en los márgenes de una gran ciudad, como es Buenos Aires. Y es un reconocimiento con gratitud a su obra y a lo que ella implica. Quienes imaginamos y decidimos otorgar esta distinción, lo hicimos no como académicos, no como estudiosos de la literatura; lo decidimos como lectores. Quienes pergeñamos esta visita, lo quisimos hacer porque hemos leído sus obras y ellas no han hecho comprender mejor el mundo. Estos escritores nos han cambiado, nos han hecho pensar, nos han acunado en el maravilloso placer de lalectura. Por ello la gratitud que les tenemos quiere ser tan genuina como ha sido y como es genuina nuestra lectura de la obra de estos dos grandes de la literatura.

La gratitud sin duda es uno de los gestos humanos más profundos, porque nos muestra conscientes de nuestra fragilidad, de nuestra precariedad, de la condición humana y, por tanto, de la necesidad que tenemos de los otros para ser nosotros mismos. Pero estos honoris causa también son un signo, un gesto hacia nosotros, hacia nuestros estudiantes y nuestra comunidad, hacia los miles y miles de jóvenes que muchas veces no encuentran sentido, camino, ni orientación en este mundo cruel.

Es un gesto que quiere destacar, subrayar, poner de relieve alguno de los valores centrales de la dignidad humana; como la imaginación creativa, la ficción, la potencia de la narración: la literatura como potencia fundamental del hombre para construir y contar sus sueños, sus dolores, sus miserias, sus desconciertos, sus esperanzas y sus decepciones. Imaginar mundos es narrar. Narrar con la libre disponibilidad de horizontes imaginados. En las personas y en las obras de Paul Auster y John Coetzee queremos honrar y señalar ante nuestros jóvenes, ante la sociedad entera, los valores implícitos en la literatura.

La literatura es para nosotros, como lectores, fundamentalmente una provocación. La historia de la literatura puede ser vista también como la historia del proceso de su lectura y su recepción. En la experiencia de los lectores, incluso los escritores como lectores, eso también puede ser y es la historia de la literatura, y lo que ha significado esa experiencia para cada uno de nosotros como lectores. En esa lectura siempre se juegan expectativas que tenemos antes de leer y que la lectura despierta en nosotros. Esas expectativas son interrogantes que abren los libros en nosotros e interrogantes que con el ejercicio de nuestra vida y la práctica de vivir, nosotros le hacemos al arte; en este caso, a una de sus formas, que es la literatura. Esas preguntas, esos interrogantes, también hacen que la lectura pueda transformarse en una mejor comprensión del mundo: nos hace ver, nos provoca, nos amplía nuestra mirada.

BAJAR EL TEXTO COMPLETO

Actividades


Paul Auster y J. M. Coetzee ya son doctores "honoris causa" de la UNSAM
ver nota

Entrevista con el rector Carlos Ruta en el MALBA. Paul Auster: "No creo que se escriba para olvidar. Si uno quiere olvidar, no escribe".
ver nota

CLARIN - 28 de abril
Ver entrevista online

LA NACIÓN - 26 de abril
Ver entrevista online

PÁGINA 12 - 27 de abril
Ver entrevista online

TIEMPO ARGENTINO - 26 de abril
Ver online

CLARIN - 29 de abril
Ver online

PERFIL - 4 de mayo
Ver online
     

Multimedia


En la feria del libro - Parte 1

En la feria del libro - Parte 2

En la feria del libro - Parte 3

Quiénes son ellos

A Paul Auster le gustan los anagramas, los espejos, los personajes que se repiten y confundir al lector hasta marearlo. Sus obras cuentan historias que relatan otras que describen una tercera. En general mezcla autobiografía con ficción, utiliza su propia vida como disparador y abre un juego de cajas chinas que se insertan unas dentro de otras hasta perder la identidad.
Nació en New Jersey, el 3 de febrero de 1947, justo nueve meses después que sus padres, Queenie y Samuel -una pareja judía de clase media -, volvieran de su luna de miel en las Cataratas del Niágara; y fue la única razón por la que su madre aguantó sus ganas de separarse al poco tiempo de casarse.
Auster empezó a leer libros cuando era muy chico gracias a su tío, que tenía una biblioteca enorme. Las historias que encontró allí –de Samuel Beckett, Franz Kafka y Miguel de Cervantes Saavedra- lo marcaron. A los 12 años se animó a escribir, incluso antes de ver por primera vez un partido de béisbol, su otra gran pasión.
Cuando terminó el colegio secundario, estudió literatura francesa, italiana e inglesa en la Universidad de Columbia de Nueva York y después se enlistó en un barco petrolero para viajar y ganar dinero. Se cansó y se fue a París, donde vivió en un departamento demasiado chico. En esa ciudad fue cuidador de una finca y tradujo muchos libros por muy poca plata. Y se volvió a cansar: regresó a Nueva York donde vive desde entonces.

En 1982, con 35 años, publicó sus primeros libros Jugada de presión y La invención de la soledad. A estos dos les siguieron muchos más: novelas, novelas autobiográficas, relatos, poesías y obras de teatro. Algunos de ellos son El país de las últimas cosas, Leviatán, Sunset Park, Diario de invierno y El cuaderno rojo. Además, escribió ocho guiones cinematográficos, dirigió tres películas y actuó de chofer en una.
Auster fue reconocido en nueve oportunidades: las más destacadas ocurrieron en 1992 - lo nombraron Caballero de la Orden de las Artes y las Letras en Francia- y en 2006, cuando recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Cada vez que escribe, dirige o habla, trata conceptos como el cuerpo, la memoria, la soledad y casualidad con un estilo sencillo, inteligente aunque sinuoso.

En 2003 la Academia Sueca le concedió el Premio Nobel de Literatura “por los incontables disfraces con los que retrata la sorprendente implicación del forastero”. Poco después, en una entrevista exclusiva con David Attwell -autoridad mundial en Coetzee-, el autor sudafricano declaró: "En su concepción, el Premio Nobel de Literatura pertenece a los días en que una escritor podía pensarse como un sabio, alguien sin filiación institucional y en condiciones de ofrecer una palabra autorizada sobre su tiempo. Esta idea ha muerto. Sin duda hoy el escritor se siente muy incómodo en ese papel".

Para muchos de sus lectores, esta afirmación no resulta extraña: como advierten las contratapas más atentas a su biografía y la sobriedad de su estilo, en su literatura la verdad es siempre extranjera. Novelas como En medio de ninguna parte, Esperando a los bárbaros, Desgracia o La infancia de Jesús dan cuenta de esta preocupación esencial por lo que queda afuera -o quizás demasiado adentro-, siempre en tensión con la dimensiones más conflictivas de la condición humana (el amor, el deseo, el miedo, la violencia).

Su amistad con Paul Auster es relativamente nueva: aunque llevaban años leyéndose mutuamente y estaban en contacto desde 2005, no se conocieron en persona hasta 2008, cuando coincidieron en el Adelaide Literary Festival de Australia. Poco después Coetzee propuso al escritor estadounidense iniciar un proyecto común «en el que podamos sacarnos chispas el uno al otro». El diálogo epistolar Aquí y ahora (ANAGRAMA & MONDADORI / 2008-2011) fue el resultado de esa propuesta: una conversación entre dos grandes escritores avenidos en grandes amigos, que debaten sobre la paternidad, la economía mundial, el arte, el deporte, la infancia, el matrimonio y el amor.

 

Quiénes somos nosotros

Universidad Nacional de San Martín

Universidad Nacional de San MartínLa Universidad Nacional de San Martín es una institución pública y gratuita. Constituye un espacio de privilegio para la enseñanza, la investigación, el desarrollo cultural y la transformación social. Creada en 1992, ofrece 65 carreras de pregrado y grado y 71 carreras de posgrado. Tiene más de 19 mil estudiantes, casi 10 mil graduados y alrededor de 600 docentes investigadores. La UNSAM tiene vinculación con los organismos e institutos más prestigiosos de investigación, como el CONICET, CNEA, el INTI y el INTA. Entre los logros más sobresalientes figuran la clonación bitransgénica en bovinos para la producción de leche similar a la materna humana y la restauración del Mural “Ejercicio Plástico”, de David Alfaro Siqueiros. Cuenta con una editorial propia que ha lanzado más de 100 títulos y posee convenios con más de 250 universidades extranjeras para el intercambio de estudiantes, docentes e investigadores.

Más información:
www.unsam.edu.ar

Lectura Mundi

Lectura Mundi

Lectura Mundi es un programa que, desde la UNSAM, se interroga por el acto de leer como una experiencia de hacer y estar en el mundo. La idea de una lectura del mundo convoca no solo la metáfora renacentista del mundo como libro, sino también la voluntad de interpretar, problematizar y transformar nuestro acontecer, en tanto práctica capaz de enlazar sentidos, discursos, combates y experiencias.
A partir de una plataforma de investigación, intercambios, seminarios, talleres y conferencias, Lectura Mundi se propone producir múltiples aperturas, discusiones y debates en torno a una diversidad de problemáticas contemporáneas, reflexionando también sobre el rol y el lugar de la universidad frente a estas cuestiones.
Entre las visitas que llegaron a la Argentina de la mano de Lectura Mundi se destacan las figuras de Alain Badiou, Jacques Rancière, Richard Sennett, Julia Kristeva, Gayatri Spivak, Judith Revel, entre muchos otros.
La Biblioteca Central de la UNSAM, alojada por el programa, funciona como locus simbólico del reservorio de libros y habilita sus materiales para distintos usos, se trate de la investigación, el estudio o la consulta.
El Programa edita la Revista Anfibia, publicación digital dedicada a crónicas y relatos de no ficción, con importante presencia en el escenario latinoamericano.

Produce también, a partir de sus numerosas actividades, una serie de materiales audiovisuales de gran circulación e impulsa la Colección Lectura Mundi en el sello UNSAM Edita.

Feria del Libro

Feria del LibroLa Feria Internacional del Libro de Buenos Aires cumple 40 años y ya es la más concurrida en el mundo de habla hispana. Durante sus tres semanas de duración la visitan más de un millón de lectores y más de diez mil profesionales del libro.
Es organizada por la Fundación El Libro, una entidad sin fines de lucro cuya misión es la promoción del libro y los hábitos de la lectura. Realizada por primera vez en 1975, se ha consolidado a través de los años y hoy en día es uno de los eventos culturales más importantes de América Latina.
Su espacio se convierte en una verdadera ciudad de libros con 45.000 metros cuadrados y alrededor de 1.500 expositores de más de 40 países.
Se destaca por ofrecer una programación amplia que incluye unas 1.500 propuestas culturales: conferencias, presentaciones de libros, cursos, charlas, firmas de ejemplares, un festival de poesía, un encuentro de narradores y una jornada de microficción, entre muchas otras.
La han visitado autores de la talla de Mario Vargas Llosa, Isabel Allende, Ray Bradbury, Antonio Muñoz Molina y Tom Wolfe.