Se entregó el software sin precedentes en el sistema nacional de salud

El martes 19 de noviembre, en el auditorio del IIB del Campus Miguelete, se realizó la entrega simbólica al Hospital Ramos Mejía de un sistema digitalizado para el seguimiento clínico de pacientes, elaborado por el centro de informática que reúne a alumnos de la UNSAM y de CAECE. Estuvieron presentes autoridades de ambas universidades y del hospital.

“La informática comenzó a desarrollarse en la Escuela de Ciencia y Tecnología (ECyT) como un área de servicio, y desde su creación hace seis años que está embarcada en la investigación y la transferencia. Es importante para la Universidad poder devolverle a la sociedad no sólo la formación de recursos humanos, sino también productos y que esa sociedad sea capaz de percibirlo”. De esta manera, el vicerrector de la Universidad Nacional de San Martín, Daniel Di Gregorio, comenzó la presentación del acto en el cual se hizo la entrega al Hospital Ramos Mejía del manual de procedimiento del software de Seguimiento Clínico de Pacientes.

Este sistema no tiene precedentes en el sistema nacional de salud y “puede ser un gran paso para la educación y quienes más lo van a agradecer van a ser los pacientes”, comentó el doctor Adolfo Panelo, director del servicio de salud mental del hospital. “A nivel tratamiento informático, esto recién empieza”, agregó. El software fue elaborado por el Centro de Investigación y Desarrollo en Informática (CIDI), que cuenta con alumnos tanto de la UNSAM como de CAECE.

El decano de la ECyT, Francisco Parisi, manifestó: “El trabajo que está desarrollando este grupo es formidable, incluyendo la integración entre ambas universidades, que no cualquiera lo logra. Quiero felicitar a la directora del CIDI, María Claudia Abeledo, porque toda su labor la hace siempre pensando en la formación de los chicos y en la tecnología aplicada a la salud, que es un área de sensible interés para la UNSAM”.

Por su parte, Ana Gambaccini, directora del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de CAECE, agradeció “a la UNSAM y al Hospital Ramos Mejía por haber podido lograr una colaboración entre lo privado y lo público. Este es un proyecto en el que ganamos en conjunto, porque es en beneficio de todos”.

La presentación del Sistema de Seguimiento Clínico de Pacientes Digitalizado, junto al repaso de antecedentes y comienzos del mismo, estuvo a cargo de dos alumnos egresados de la UNSAM: Pedro Iriso y Nicolás Morales Calcagno. “Este proyecto nos sirvió a nosotros para saber cómo era salir de la academia”, coincidieron.

Además, presentaron al doctor Oscar Cuzzani, un referente en el área, quien “nos apadrinó hace muchos años y para estar presente en esta ceremonia nos grabó un video desde California, Estados Unidos, lugar actual de su residencia donde se desempeña como director médico del Centro Allergan: “Imagino la cantidad de dificultades que deben haber atravesado y me sorprende que con la escasez de recursos económicos hayan logrado superarlas. Espero que las autoridades médicas del país puedan ver que este va a ser un proyecto que se va a instalar a largo plazo”, remarcó Cuzzani.

Esteban Abete y Alex Jezierski, en representación de CAECE, comentaron: “Estamos muy contentos de haber podido ser parte de esto. Hemos puesto nuestra salud mental al servicio de esto. Buscamos una herramienta que además de ser funcional, tenga un atractivo visual para el uso diario”.

La entrega simbólica del software se oficializó con el traspaso del manual de procedimiento a las manos de Adolfo Panelo, quien brindó detalles del desarrollo de este trabajo: “Fue un proceso mucho más largo de lo que parece. Esto comenzó hace tres años cuando asumí la dirección del servicio de salud mental. Teníamos una historia clínica por números correlativos y sin ese número no podíamos encontrar la historia del paciente. La vida me cruzó con Abeledo, y ella, junto a su grupo de trabajo, hizo una investigación para saber las necesidades de los médicos, lo cual fue complicado porque la gente grande no está acostumbrada a la informática”.

Luego destacó: “Hoy termina una etapa de esto, pero quiero que sepan que tenemos más trabajo para ustedes. La idea es que todo mi equipo pueda utilizar el software y a partir de ahí proponer los cambios, y si fuera posible llevarlo a toda la salud, no sólo a la mental”.

Otra parte influyente en esta labor fue el licenciado Roberto Bevilacqua, director de las tecnicaturas informáticas de la ECyT, UNSAM, quien enfatizó sobre las tareas del área: “Son muy importantes tanto esta entrega, como el workshop de Uqbar que se realizó el sábado pasado. Son hitos que fortalecen la posibilidad de marcar a la sociedad y representan cambios importantes con el intento de pasar de estas tecnicaturas al grado de licenciaturas. Gracias María Claudia (Abeledo), lo tuyo ha sido maravilloso”.

Para cerrar este acto, Abeledodirectora del CIDI y responsable directa del equipo de trabajo que logró la puesta a punto del software, agradeció a la UNSAM, a CAECE, al Hospital Ramos Mejía, a las autoridades presentes y a todo el grupo de chicos que trabajó para esto, “que no me siguió a mí, sino a sus convicciones”. A modo de conclusión, expresó: “Esta experiencia nos demuestra que es muy importante acercarse al profesional, tener el punto de vista de ellos y comprender lo que necesitan. La idea es que esto no quede acá y que la inclusión digital siga, porque hay mucho para hacer”.

¿En qué consiste el proyecto?

Desde 2012, un equipo formado por alumnos, egresados y docentes del CIDI, tanto de la Escuela de Ciencia y Tecnología de la UNSAM como de la Universidad CAECE, trabajan en el desarrollo de este software. Lo primero que se hizo fue un relevamiento del servicio en el hospital y se le dio conectividad (acceso a internet) al servicio terapéutico de salud mental. Luego se revisó la narrativa de la literatura actual, tanto nacional como internacional, sobre implementación, evolución, ventajas y desventajas del registro clínico electrónico.

Se trabajó con el director del servicio, el doctor Adolfo Panelo, quien formó parte del relevamiento y de la gestación del software de manera tal que sea útil y práctico para el profesional de la salud (la mirada estuvo puesta en el psiquiatra, haciendo hincapié en lo que él necesita).  El servicio se encuentra hoy operativo para el director del servicio, quien ya utilizó este sistema con sus pacientes con resultados favorables.

Cabe destacar que este sistema se entregará de forma gratuita al servicio de salud mental del Hospital Ramos Mejía, como una nueva contribución de la Universidad a la sociedad.

Objetivos cumplidos:

1. Construir un software de atención de pacientes. Esto permite reducir al mínimo el uso de papel y además facilita la transferencia de información de un paciente de un hospital a otro.

2. Contar en base de datos con los nexos a las vías judiciales que requieren la atención y control de estos pacientes.

3. Ajustar el software a las exigencias de la nueva ley de Salud Mental vigente.

Ver más información

Visitar web del CIDI