UNSAM
UNSAM
10º Aniversario de la Escuela de Humanidades

El jueves 18 de junio se celebró el aniversario número 10 de la creación de la Escuela de Humanidades. El cálido encuentro se realizó en la Sede de la Escuela, en el 1º piso del Campus Miguelete.

Apenas unos minutos después de la hora dispuesta para el encuentro –las 12:30 hs.- se inició la celebración con las palabras del actual Decano, Norberto Ferré.

Desde mucho antes circulaban invitados por diferentes pasillos del edificio aguardando que diera la hora del comienzo.

Entre otras cosas, el Decano agradeció la concurrencia de los invitados y la colaboración de varios para la organización del festejo y la elaboración de los alimentos caseros, constituyéndose tanto en un símbolo de la austeridad del momento como de la buena predisposición del personal, que voluntariamente propuso elaborarlos.

Hacia el final de sus palabras, el Decano procedió a la entrega de una plaqueta grabada al Decano Fundador de la Escuela y actual Rector de la UNSAM, Carlos Ruta.

El Sr. Rector agradeció la invitación y el reconocimiento de su paso por la Escuela, saludando a su vez al anterior Rector de la UNSAM y actual docente de la EH, Daniel Malcolm, para finalizar resaltando el importante papel que la EH está llamada a realizar en el concierto de las políticas desarrolladas por la UNSAM.

Finalizado el momento de las palabras, se dio paso al de los hechos e inició el servicio con un menú de manufactura casera y artesanal, más exactamente empanadas y pizza de variados gustos.

Entre otros invitados que no pudieron concurrir a la celebración, tales como los representantes de los alumnos en el Consejo de Escuela, se hizo sentir la ausencia de los dos Decanos anteriores, José Villella y Diego Hurtado.

El corte de la torta estuvo a cargo de Hugo Tricárico, uno de los docentes más antiguos de la Escuela, que junto a Norberto Ferré y Héctor Pedrol previamente apagaron las 10 velitas de rigor.

El encuentro, de tono cálido y familiar, se cerró con el servicio de la mesa de dulces compuesta por diferentes tortas y lemon pie proporcionados por docentes y amigos de la Escuela, que también aportaron masas secas y hasta el arreglo floral que vistió la mesa.

Aunque sea más una expresión de deseos que la luz que una celebración puede proyectar sobre las complejas relaciones que gobiernan una Escuela, no parece exagerado vislumbrar que la nuestra continúa recuperando su optimismo y confianza en el futuro. Vamos por buen camino porque volvemos a experimentar el impulso sincero y desinteresado que fue el sello de esta Escuela y a sentir que ese futuro está ligado a cada uno de nosotros.

D.Comunicación
Escuela de Humanidades