UNSAM. 70 años de gratuidad universitaria
CEDEH
UNSAM
CEDEH
Próximas actividades

Seminario permanente de poética

Segundo encuentro: 26 de junio de 15 a 17hs.
Lugar: Centro de Estudios de Hermenéutica.
Tema:Problemas de la lírica de Gottfried Benn.
Coordinador:Dr. Carlos Ruta. 


JORNADAS SOBRE HERMENÉUTICA JURÍDICA


Coordinador de las Jornadas: Dr. Gonzalo Nogueira.

Introducción.
Sabemos que el hilo germinal del vínculo entre lo que pueda llamarse hermenéutica y saber jurídico puede ser rastreado hasta los origenes históricos de ambos ámbitos. Por ello, hablar de “hermenéutica jurídica” no es sino desglosar la estructura intrínseca, consciente o no, de todo saber jurídico en tanto ejercicio de comprensión del obrar humano. Sin embargo, atendiendo a su propia historia, cabe preguntarse si la hermenéutica jurídica puede ser reducida tan sólo a una mera práctica interpretativa, en clave metodológica, de textos normativos. El planteo y la respuesta a este interrogante requiere redefinir el sentido mismo de la hermenéutica.
El desarrollo de la hermenéutica, ya desde el siglo XIX y con plena potencia en el siglo XX, ha intentado trascender su mera aplicación técnica y referirse al fenómeno humano más amplio de la comprensión. Entendido el mismo como un acontecimiento que funda y obra, para ser posible, una transformación en el sujeto que comprende, y por tanto, en el objeto de su comprensión. Por tanto, se amplía a su vez el horizonte de la comprensión de lo jurídico, desde sus diversos problemas y desafíos. El alcance de esta concepción busca reflexionar sobre la experiencia humana de lo comprensible y sus derivaciones en el campo jurídico en tanto constituido por un complejo de relaciones y de teorías interrelacionadas y vinculadas con lo normativo.  
De este modo, la idea de campo nos remite a una red donde los actores pueden controlar, disputar y reproducir un orden de relaciones y posiciones en un ámbito de poder determinado, poniendo en juego sus jerarquías y relaciones de fuerza en pos de lograr una mayor posesión, o una mejor posición, de poder. En el campo jurídicose manifiestan, entonces, aquellas limitadas modificaciones que los actores logran a partir de los significados y las relaciones de fuerza, que terminan por establecer lógicas, reglas y regulaciones que son propias del campo.
Las actividades que los actores producen en el campo jurídico, en principio auto-reguladas, constituida por prácticas y representaciones que son eficaces en el campo y que les permite a sus poseedores disponer de un poder o una influencia determinada, están también mediadas por los condicionamientos establecidos por el poder propiamente estatal, donde se ponen de manifiesto las confrontaciones en torno a la idea del monopolio de la violencia simbólica legítima.
La idea de campo jurídico, entonces,nos propone replantear la pretensión histórica de juristas, o especialistas en historia del derecho, de presentar a la ciencia jurídica como un sistema cerrado y autónomo. Al mismo tiempo nos permite repensar la crítica hacia el derecho como “aparato de dominación”. Nos abre la posibilidad de analizar las particularidades internas del mundo de lo jurídico, del peso de lo social y de sus procesos históricos, que dan cuenta de sus complejidades, desvíos y regularidades que configuran su propio ámbito de intervención. Entonces, partimos de una realidad jurídica construida, donde los hechos sociales pueden ser traducidos a hechos jurídicos, en tanto productores de efectos legales que regulan lo que termina o no siendo jurídicamente pertinente y aceptado.
Se pretende aquí abrir un diálogo a partir de la experiencia humana, del acontecer de la comprensión de los hechos, los discursos, las significaciones y las prácticas de los individuos, en tanto agentes, que se transforman desde la propia interpretación de una norma o un texto jurídico. Podría pensarse, de este modo, que una “hermenéutica de los textos” podría verse enriquecida desde una hermenéutica existencial en el campo jurídico, a partir de la reflexión sobre la comprensión de los diversos discursos, prácticas y traducciones técnicas de hechos sociales a hechos jurídicos puestos allí en juego.

Breves referencias históricas.
La potencia reflexiva del derecho es una marca de nacimiento del saber jurídico, como saber específico y especializado, que se expresa en la preocupación por la tradición, la historia y la cultura de la ciudad; y que se edifica desde la fuerza de una ciencia disciplinante, capaz de constituir un orden social y que pretende preservar su autonomía de saber respecto del mundo político. La jurisprudencia podía ser concebida, ya desde los orígenes del derecho romano, como un paradigma casuístico estratificado en el tiempo, en búsqueda de la construcción de una ontología y de un derecho formal, sin que la potencia de los nuevos conceptos absorbiese y destruyese los viejos esquemas cognitivos, configurándose indirectamente como un marco referencial para la fundamentación e interpretación jurídica, en un sentido técnico e innovador, pero también en el sentido político en cuanto al compromiso con las tradiciones republicanas.
El derecho romano parte de la reflexión filosófica clásica, aportando una dimensión más profunda y específica hacia una reflexión jurídica de las relaciones humanas. Y en este sentido los juristas latinos fueron quienes realizaron aportes y reflexiones más profundos sobre la actividad propia del jurisconsulto, tanto en la interpretación como en la creación de leyes e importantes conceptos jurídicos.
Puede verse aquí que la reflexión hermenéutica despliega el juego de la interpretación de la norma y la ponderación de la jurisprudencia, vinculando el peso histórico de la praxis jurídica y el humanismo precedente de las ciencias del espíritu del siglo XIX. Pero en dicha reflexión hermenéutica también juega, como trasfondo, el diálogo problemático entre derecho y política, como marca de la historia de occidente. De este modo, una reflexividad jurídica sobre la relación entre derecho y política permite dar cuenta de la especificidad del mundo social en el que se manifiesta la producción y la praxis del derecho y de la “autoridad jurídica” que constituye, como fuente legitimadora del monopolio estatal de la violencia; y en tanto que también establece los límites, para el ejercicio de su poder de policía, a los agentes públicos que representan dicho monopolio.
Max Weber describió la creciente tendencia a la juridificación en las sociedades capitalistas desarrolladas, produciéndose entonces una “colonización del mundo de la vida”, a partir de una ascendente codificación normativa en diversos ámbitos de la vida social, dando así cuenta de una profunda diferenciación de los componentes estructurales del mundo de la vida (cultura, sociedad y personalidad). En consecuencia, la práctica de la hermenéutica jurídica se complejizó ante la diversidad de fuentes y de divergentes perspectivas interpretativas, lo cual nos posibilita cristalizar con mayor precisión los modos en que funciona, operativamente, el campo jurídico en tanto espacio social donde se disputan los sentidos de la verdad jurídica, como construcción socialmente mediada en términos dialécticos, asumiendo las ambigüedades, las ambivalencias e indeterminaciones no ingenuas que allí se ponen en juego.

Propuesta para una aproximación a la comprensión de lo jurídico.
En los distintos ámbitos del mundo de lo jurídico, se manifiestan los conflictos humanos, sociales, propios de la existencia humana. Como asimismo, las prácticas sociales atraviesan de forma permanente el saber jurídico, en términos más amplios y extendidos. Se pone así de relieve, una delicada complejidad de lo social. Por lo que resulta imperioso ampliar los márgenes de interpretación de dichos conflictos que exceden, claramente, problemas de interpretación de textos y conceptos jurídicos. En el acontecer comprensivo, que implica una transformación tanto del objeto como en los sujetos involucrados en dicho acontecimiento, se manifiesta también la necesidad de reflexionar acerca de la “experiencia de verdad”, como nos propone Gadamer, superando toda reducción de la hermenéutica a una técnica objetivista y controlante de lo que se pretende analizar.
Al mismo tiempo, esta reflexión hermenéutica también nos permite considerar el peso de la influencia de los conocimientos previos del observador, como también los usos del lenguaje a fin de abrir todos los horizontes de sentido posibles y sobrepasar los límites de un marco lingüístico dado. Por otra parte, la relevancia de este asunto reside en uno de los sentidos más importantes para un Estado de derecho, que es la llamada seguridad jurídica, en cuanto “uno puede tener idea de a qué atenerse”, como propone Gadamer. Así, podemos vislumbrar una relación entre la hermenéutica y la dogmática jurídica, ubicando la primera en una posición de predominancia, dado que no puede concebirse una dogmática jurídica absoluta bajo la que pudiera fallarse por un acto mecánico o técnico de mera subsunción.
Las Jornadas se proponen pensar y debatir sobre los sentidos de la completitud de la ley, a través de su interpretación aplicada a un caso. Para ello, se requiere de un diálogo entre la interpretación del texto jurídico con la comprensión de una experiencia humana, puesta de manifiesto en el mismo caso bajo estudio. De tal moto, la tarea de comprender e interpretar acontecen frente a lo no abolible y que nos vincula.
El desafío, entonces, es ampliar los márgenes establecidos y fijados dogmáticamente, resultado necesario un diálogo con otras disciplinas de las ciencias sociales y humanas que nos ayuden a profundizar el análisis del comprender. Más todavía, cuando en el campo jurídico se despliegan disputas por el decir del derecho, en el que la tarea práctica de interpretar resulta un medio concebido para la obtención de propósitos y la producción de efectos prácticos capaces de transformar una realidad particular y generar un precedente para casos más generalizables. De allí la función social que se le atribuye al derecho.

Modalidad de trabajo.
            La modalidad a desplegarse, en el marco de las Jornadas, procurará posibilitar un trabajo conjunto a través de la concentración de la reflexión y el debate sobre un ámbito específico. En efecto, las discusiones teóricas partirán del análisis de prácticas jurídicas que interpelen supuestas diferenciaciones, mediadas por discursos tecnificantes que circulan socialmente, entre lo social y lo político a partir de un giro hermenéutico que persiga la comprensión de la experiencia humana, frente a la preeminencia de una técnica que se presenta como “dogmática jurídica”.
            Se llevarán a cabo cuatro encuentros en el año, abarcando distintas problemáticas específicas del campo jurídico. En cada uno de ellos dialogarán especialistas en los temas a tratar con académicas/os provenientes de otras disciplinas de las ciencias sociales y humanas. Al cabo de cada encuentro se elaborará un documento que registre y analice los intercambios, las discusiones y los interrogantes pendientes.

Programa de actividades.
PRIMER ENCUENTRO: El juicio por jurado. Un cambio de paradigma hermenéutico en la experiencia jurídica penal.
Especialista invitado: Andrés Harfuch, Abogado y Doctor en Derecho por la Universidad de Buenos Aires. Miembro de la Junta Directiva INECIP. Director del Centro de Juicio por Jurados y Participación Ciudadana. Docente de Derecho Penal, Procesal Penal y Criminología en la Facultad de Derecho de la UBA desde 1999. Defensor General de San Martín, PBA. Vicepresidente de la Asociación Argentina de Juicio por Jurados. Miembro del Consejo de Redacción de la Revista Nueva Doctrina Penal (NDP) y de la Asociación Argentina de Profesores de Derecho Procesal Penal. Autor de numerosas publicaciones y artículos de derecho penal, procesal penal y ejecución penal, en libros y revistas jurídicas de la Argentina y del extranjero. Consultor en varios procesos de reforma judicial latinoamericana (República Dominicana 2002, Bolivia y Perú 2003, Ecuador 2003 y 2005, Panamá 2006, Paraguay 2008) y en nuestro país (La Rioja, PBA, Entre Ríos).
Fecha del encuentro: martes 2 de julio, de 10 a 13 hs.

SEGUNDO ENCUENTRO: La naturaleza jurídica del embrión no implantado: Antecedentes del art. 19 del Código Civil y Comercial.
Las fuerzas políticas/ideológicas que explican las modificaciones que fue sufriendo el artículo hasta su redacción actual. El valor de los precedentes de la Corte IDH en función del caso Artavia. Los debates científicos sobre terapias génicas sobre embriones no implantados. La dura realidad (alejada de esos debates) con casos judiciales en donde siguen existiendo operadores que plantean que el embrión criopreservado es persona. Qué ha dicho y dice la justicia.
Especialista invitada: Natalia de la Torre. Abogada por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Profesora de Educación Media y Superior de Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires. Profesora Adjunta de “Derecho de Familia y Sucesiones”, Facultad de Derecho, Universidad Nacional de Avellaneda. Jefa de Trabajos Prácticos de “Derecho de Familia y Sucesiones”, Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Integrante de varios Proyectos de Investigación relacionados a temáticas del Derecho de las Familias financiados por UBACYT. Coordinadora de la Maestría en Derecho de Familia, Posgrado, Facultad de Derecho, Universidad de Buenos Aires. Integrante del equipo de Jurisprudencia de la Revista de Interdisciplinaria de Doctrina y Jurisprudencia de Derecho de Familia, Editorial Abeledo Perrot, Buenos Aires. Profesora invitada y disertante en cursos de posgrado y/o eventos académicos sobre la especialidad en el país. Autora de varios artículos, publicaciones y libros sobre la especialidad. Abogada en ejercicio de la profesión. Asesora de la Diputada Rach Quiroga, vicepresidenta de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.
Fecha del encuentro: martes 6 de agosto, de 14 a 17 hs.

TERCER ENCUENTRO: Debates actuales sobre la interpretación del alcance e implementación de las decisiones de los órganos supranacionales, en particular la Comisión y la Corte Interamericanas, en materia de derechos humanos.
Decisiones judiciales nacionales e internacionales: el Caso Fontevecchia y otros c/ República Argentina. Incidencia diplomática -individual y grupal- de los Estados de la región.
Especialista invitada: Verónica Gómez, Abogada con orientación en Derecho Internacional Público (UBA 1991) y LLM in International Law (Nottingham, 1994). Es docente invitada del Centro Inter-Universitario Europeo, la Universidad de Pretoria y la Universidad de Sarajevo. Desarrolló tareas de investigación académica en la Argentina y en Gran Bretaña con el apoyo del CONICET, el Consejo Británico y la Unión Europea. En su rol de Especialista Principal de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (1998-2009) fue responsable de los informes sobre la región andina, el Caribe y los EEUU, la coordinación de las decisiones sobre medidas urgentes de protección, las reformas reglamentarias del cuerpo y el litigio de numerosos casos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, vinculados al conflicto armado en Colombia. Asimismo, se ha desempeñado como asesora del Estado argentino en sus iniciativas ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (2010-2012). Desde 2011 se desempeña como Directora de Educación del Programa sobre Derechos Humanos y Democracia de la UNSAM; y desde 2015 preside el Consejo del Global Campus of Human Rights, una red de cerca de cien universidades dedicadas a la enseñanza de los derechos humanos a nivel de posgrado al rededor del mundo.
Fecha del encuentro: martes 8 de octubre de 2019, de 14 a 17 hs.