UNSAM
UNSAM
Experiencias

Experiencias de estudiantes en el exterior. Lee sus historias.

La apertura a un lugar de estudio en la Universidad de Colonia es una oportunidad que, para quienes ya la vivimos, fue súper gratificante.

La virtualidad, que en tiempos de pandemia se hizo presente en todos los ámbitos, el año pasado dejó la posibilidad de ser parte de un proyecto fantástico. En mi caso, pude compartir una clase con alumnos de distintos países de Europa, como también de Asia, al igual que también pude conocer a otra alumna de la UNSAM, y así forjamos una amistad. Por mi parte, la clase se encontraba disponible para cursarse a las cinco de la madrugada, ya que todas las clases son llevadas a cabo en  zona horaria Alemana, de Colonia particularmente. Sin embargo, la universidad ofrece una variedad de cursos que se dictan en las distintas franjas horarias del día para que sea más posible acomodarse.

Lo que destacaría de esta materia fue la posibilidad de compartir un ‘‘aula’’, un tanto diferente, con gente muy amigable y de distintos países. Fue importante ver la modalidad de examen, ya que en este caso, este se daba de forma oral y como un coloquio final grupal. Y otro punto sumamente importante es que, la materia se dictó en inglés, lo cual fue muy motivante para poder seguir aprendiendo y para poner en práctica el habla y escritura.

Como mensaje final para quienes se encuentren pensando en la posibilidad de aplicar, desde mi lugar como ex alumna, diría que van a disfrutar mucho las clases (de estudiar también) y que vale muchísimo la pena tomar esta oportunidad.

Delfina De Marco, alumna de la Licenciatura en Relaciones Internacionales, cursó Body Image, un seminario interdisciplinario,  donde se analizó desde la psicología, la sociología, la antropología, los medios de comunicación y los estudios de género, la complejidad y multidimensionalidad de  la imagen corporal.


Mi nombre es Nicolás Pudenti, soy estudiante de administración de empresas de la UNSAM, y durante el 2020 tuve la oportunidad de cursar Design Thinking en la Universidad de Cologne, Alemania.
Cuanto mínimo puedo describir la experiencia como interesante. No solo por los contenidos y el formato en el que fueron dados; sino por mis compañeros y compañeras.

Permitanme darles un poco de contexto; yo, un argentino, cursando en inglés una materia en una universidad alemana con otras 20 personas de todo el mundo. Entre ellas gente de Francia, Italia, Inglaterra, Estados Unidos, Japón, Polonia y China. Sumado a esto, particularmente mi equipo de trabajo fue todo con gente de China. Imaginense trabajar con un equipo con el cual tenes 11 horas de diferencia horaria; un desafío total pero no por eso menos divertido.
Ahora agreguemos otra particularidad: el design thinking necesita enseñarse de manera práctica, con actividades y reuniones grupales. ¿Como se puede lograr esto en contexto de educación digital? Pues con gran cantidad de herramientas digitales y un formato educativo sumamente didáctico, donde de las 3 horas que duraba la clase, 2 eran de pura actividad y ejecución.

En resumidas cuentas, esta experiencia fue super desafiante y enriquecedora. No solo porque me encontré con gente muy diferente y herramientas que no conocía, sino que me permitió formar nuevos vínculos y desarrollarme como profesional. Me permitió profundizar en áreas de mi aprendizaje que me interesan y ponerlas en práctica a través de un proyecto final. Siento que en el poco tiempo que duro el curso, aprendí un montón. 

¡Estoy ansioso por continuar este camino de aprendizaje internacional!