Biografía

Jacques Rancière (Argelia, 1940), es autor de una prolífica obra que lo ubica hoy como una referencia de la filosofía francesa contemporánea. Fue parte en los años 60 del grupo que, dirigido por Louis Althusser, escribió el libro Para leer el Capital, decisivo en la interpretación marxista de la época.

Luego de las revueltas del ´68, Rancière se distancia del maestro (plasmado luego en La lección de Althusser, 1974). Desde 1969 y hasta el 2000 enseñó filosofía en la Universidad París VIII, de la cual es actualmente profesor emérito. Sus textos son fundamentales para comprender el pensamiento conmovido por los acontecimientos de mayo del ´68. Rancière se dedicó desde los años 70 a la cuestión obrera indagando en los archivos del movimiento de los trabajadores franceses del siglo XIX (La Paroleouvrière, 1976; Le Philosophe et sespauvres, 1983): en esta línea, puede leerse en castellano La noche de los proletarios (1981). Su crítica a la izquierda marxista es directa porque desafía la imagen de los obreros como simples explotados y dominados. Por entonces formaba parte del colectivo editor de la revista RévoltesLogiques.

Desde su investigación simultáneamente histórica y filosófica, también disparó contra las formas canónicas de entender lo sensible a través de sus trabajos sobre el cine, la literatura y la crítica de arte (en esta perspectiva pueden enumerarse algunos títulos como La palabra muda, 1998; La partición de lo sensible, 2000; La fábula cinematográfica, 2001; El espectador emancipado, 2008) sin dejar de lado la relación de la estética con lo popular (Breves viajes al país del pueblo, 1990). Su libro El desacuerdo (1995) y la distinción entre la política, lo político y la policía se ha convertido en un clásico de la teoría política.

La cuestión de la pedagogía es otra clave de su obra como se lee en El maestro ignorante (1987), vinculada directamente a un pensamiento radical sobre la igualdadEn suma: la trama común de todas estas variadas preocupaciones que lo inscriben más allá de las fronteras disciplinarias es la pregunta por la emancipación política en todos sus lenguajes.