Análisis de redes sociales

 

El análisis en redes sociales es entendido, según distintos autores, como “etnografía virtual” (Hine, 2000; Wilson, Samuel, Peterson, Leighton, 2002; Murthy, 2011). Esto implica, desde una perspectiva metodológica, relevar tanto el conjunto de piezas discursivas propias de las redes (posteos, comentarios, etc.) como las respuestas que estas plataformas habilitan (replicaciones, reacciones, etc.). A través de esta “etnografía virtual” se buscará reconstruir los sentidos propios de los discursos del odio en estos espacios.

A las dificultades particulares que existen en torno a la definición de “discursos del odio” se le suman las complejidades específicas de las redes sociales. Ellas son, por ejemplo, que los discursos del odio constituyen solamente el 1% de la masa de información en línea y que el lenguaje a través del cual se ejercen suele apelar a sarcasmos, ambigüedades y modulaciones encriptadas que obstaculizan su rastreo.

Las comunidades virtuales, los influencers y determinados eventos públicos permiten una primera delimitación. A partir de estas zonas privilegiadas de condensación de discursos racistas, machistas, xenófobos, antisemitas y clasistas nos acercaremos a nuestro objeto, los discursos del odio, para dar cuenta de sus sentidos específicos, sus modulaciones nacionales y sus tópicos recurrentes. Sin bien se focalizará en estas instancias, es necesario destacar que los discursos del odio no se limitan a ellas ni son patrimonio de comunidades particulares. Sin embargo, por razones prácticas se comienza por donde circulan con mayor intensidad. Ese recorte es un saldo de investigaciones realizadas previamente (PISAC – 2021) y es, a su vez, un corpus que buscamos nutrir en estos informes.

Tal como vienen señalando propuestas analíticas actuales (Romé, N.: Carrasco, P; Hernández, S.; Ré, C. y Sosa, M., 2021) no se trata aquí de construir a los usuarios de las redes sociales como el objeto de estudio ni tampoco dar cuenta de la especificidad de los usos de estas sino de analizar y sistematizar la circulación de discursos del odio en redes sociales. Los análisis que se ofrecerán se orientan por la comprensión de estas plataformas como instancias constitutivas del espacio público. Es decir que partimos de la base de que constituyen un escenario donde se trama la vida democrática y que, por esa misma razón, es preciso indagar para preservarla.