Ciencia argentina frente al coronavirus

El MINCYT anunció la creación de la Unidad Coronavirus COVID-19. Su objetivo será financiar proyectos de investigación en marcha para reorientarlos hacia el desarrollo de pruebas de coronavirus y relevar capacidades en laboratorios del sistema científico para que puedan aliviar la demanda de diagnóstico en la infraestructura de salud.

Por Nadia Luna  
__

Agencia TSS – Según el último reporte diario del Ministerio de Salud de la Nación (17/3), el total de casos confirmados de coronavirus en la Argentina es de 79, con dos fallecidos. El país continúa en fase de contención ya que la mayoría son casos importados y hay algunos de contagio local por contacto estrecho, pero no hay evidencia de transmisión comunitaria. Esta pandemia, que ha impulsado al Gobierno a tomar medidas de distanciamiento social y cierre de fronteras para evitar el crecimiento exponencial de casos, pone a prueba los sistemas de salud en todos sus niveles, por lo que una de las claves es evitar su saturación.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCYT) anunció la creación de la Unidad Coronavirus COVID-19, que coordinará las capacidades del sistema científico-tecnológico para ponerlas a disposición del sistema de salud. Uno de sus objetivos será financiar proyectos avanzados que puedan aportar al diagnóstico e investigación sobre coronavirus. Esta unidad también está integrada por el CONICET y por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Productivo y la Innovación (Agencia I+D+i).

“La conformación de esta Unidad cubre dos aspectos centrales. Uno es el desarrollo de tests de diagnóstico rápido, que funcionen como alternativa al método que hoy se utiliza (Real Time PCR). Esto nos va a permitir descartar casos y aliviar la demanda que tiene hoy el sistema de salud. El segundo punto es relevar todos los laboratorios que pertenezcan a institutos de investigación y universidades que estén en condiciones de realizar el diagnóstico convencional que hoy realiza el Instituto ANLIS Malbrán, para ponerlos a disposición si fuera requerido”, le dijo a TSS el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza.

La Argentina continúa en fase de contención ya que la mayoría son casos importados y hay algunos de contagio local por contacto estrecho, pero al último reporte (17/3) no había evidencia de transmisión comunitaria.

La inversión destinada a esta etapa inicial será de 25 millones de pesos y está compuesta por partidas provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Hemos trabajado con ellos para poder reasignarlas a esta necesidad”, contó el ministro. Para seleccionar los proyectos a financiar que podrían reorientarse al desarrollo de test de diagnóstico para coronavirus, los funcionarios están trabajando junto a especialistas en virología, diagnóstico molecular e informática.

Al mismo tiempo, el MINCYT está elaborando el texto para abrir una convocatoria a otros proyectos en marcha que pudieran ser reorientados a atender la pandemia. En ese caso, realizarán una evaluación y, una vez hecha la selección, si se trata de proyectos que ya son financiados por la Agencia I+D+i, extenderán su contrato y ampliarán el financiamiento, mientras que, si son proyectos externos a la Agencia, se les asignará una nueva partida.

Con respecto al otro eje de la Unidad, Salvarezza explicó: “Actualmente, el Malbrán está capacitando a diversos laboratorios del sistema de salud para poder descentralizar el diagnóstico. Si esa primera línea de laboratorios fuera desbordada, ya relevamos al menos 12 laboratorios que pertenecen a centros de investigación del sistema científico que podrían incorporarse a la realización de las pruebas de diagnóstico convencionales”. Estos laboratorios forman parte de institutos del CONICET, universidades y otros organismos de investigación situados en diversas partes del país, como CABA, La Plata, Mendoza, Córdoba, Jujuy y Chubut.

Reunión del equipo de trabajo sobre coronavirus en el MINCYT, el pasado 16 de marzo. El encuentro fue encabezado por el ministro Roberto Salvarezza; por la presidenta del CONICET, Ana Franchi; por el titular de la Agencia I+D+i, Fernando Peirano; y por el Subsecretario de Coordinación Institucional del MINCYT, Pablo Nuñez. Foto: MINCYT.

El CONICET hará uso de su instrumento llamado “Investigadores a la empresa” para destinar recursos humanos a las empresas que están desarrollando los tests o a cualquier otra tarea que fuese necesaria. Además, dentro de la Unidad, se está organizando un grupo de trabajo que se encargará de analizar toda la información internacional que se va generando en materia de investigación sobre la evolución de la pandemia, para estar al tanto de los desarrollos y estrategias aplicadas por otros países del mundo y, en particular, de la región.

Si bien una de las cuestiones positivas a la hora de enfrentar una pandemia es que las áreas de Salud y Ciencia han recuperado su rango ministerial, lo cierto es que esa reconstrucción recién empezaba a realizarse y las consecuencias del ajuste que se implementó en los últimos años todavía son bastante visibles. “El sistema científico argentino está dañado y estábamos empezando a repararlo. Los salarios continúan muy bajos, a pesar de los esfuerzos que se han hecho desde un principio por parte del Ministerio y del Gobierno nacional de aumentar las becas, los ingresos a CONICET y los subsidios. Sabemos que es necesario tener mejores remuneraciones pero confío en que todos, en la medida de lo posible, querrán aportar sus conocimientos y desarrollos a la sociedad argentina en un momento de crisis”, dijo Salvarezza.

Un comentario en “Ciencia argentina frente al coronavirus

  • Juan Carlos Valdéz

    (25/03/2020 - 19:43)

    Es absolutamente necesario redireccionar o complementar con fondos genuinos la investigacion traslacional. Esta NO esta en contra de la investigacion basica como muchos equivocadamente reaccionan cuando se habla de investigación aplicada y traslacional. Esta es una investigacion que utiliza hallazgos de la investigacion basica para solucionar problemas. La investigacion traslacional es la que en el caso de la salud tratará de beneficiar al paciente. No es prioritario el benefico a la industria farmaceutica. Puede resultar en de forma indirecta.
    Hago esta salvedad porque el sistema cientifico de nuestro pais alienta la investigacion basica por sobre cualquier otro tipo de investigacion cientifica y lo reduce a los institutos del CONICET, No hay lineas de financiamiento o son paupérrimas las destinadas para investigaciones que se realizan en las UUNN. Las UUNN no solo estan en contacto con la realidad cotidiana de nuestras comunidades, tambien forman conciencia de estas realidades entre sus alumnos y jovenes docentes que hacen investigacion. Es necesario que se revalorice la investigacion en la UUNN. La categorizacion del incentivo a la investigacion y los fondos que cada UUNN destina a sus proyectos de investigacion son desalentadores. Un pesimo sistema que debe ser prontamente modificado. No se puede con la urgencia de los casos salir a apagar incendios en el momento que se produzcan. Un ejemplo es el Malbran. Investigacion aplicada a problemas muy importantes. Dengue , gripe, corona virus sarampion etc produccion de sueros antiponzoña, etc. Investigadores con sueldos de probreza y lineas de financiamiento mas pobres aun. Podria darles cientos de ejemplos. No se necesita que el equipo de RT-PCR de institutos ricos les presten al Malbrán. Ellos deberian tener sus propios equipos. UUNN enseñando tecnicas obsoletas de diagnosticos por carecer de equipamiento actualizado, que los tienen institutos extrauniversitarios y no pueden ser usados para docencia. Recordemos: Volvimos para ser mejores.
    Dr.Juan Carlos Valdéz.
    Profesor Titular de Inmunologia- FBQyF
    Profesor Adjunto de Inmunologia. Facultad de Medicina.
    Universidad Nacional de Tucumán.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *