Ciencia y tecnología para las pymes bonaerenses

El Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires convocó al primer encuentro destinado a funcionarios municipales de las áreas científica y productiva. Buscan diseñar líneas de trabajo en conjunto para recuperar capacidades en la provincia mediante una mayor articulación con universidades y centros de investigación.

Por Nadia Luna  
__

Agencia TSS – Una crítica que surge con frecuencia dentro de la comunidad científica argentina es que la articulación entre el sector científico y el sector productivo ha sido históricamente deficitaria. Por otra parte, en los últimos cuatro años, ambos sectores han sufrido los embates del ajuste presupuestario, que llevó a institutos de investigación a no poder pagar servicios básicos o a tener que hacer una vaquita entre los investigadores para afrontar esos gastos. Durante el mismo período, cerraron 29.300 pymes solo en la provincia de Buenos Aires y se destruyeron 108.000 puestos de trabajo, según datos oficiales del Gobierno bonaerense.

Con el objetivo de empezar a recuperar la capacidad productiva y de mejorar la competitividad de las pymes a partir de una mayor articulación con el sistema científico, se realizó este martes el Primer Encuentro de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Buenos Aires en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), organizado por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica provincial. En una primera parte disertaron representantes de las carteras provinciales y nacionales involucradas, mientras que la segunda consistió en la conformación de mesas de trabajo de las que participaron funcionarios de 123 municipios (de un total de 135) para delinear iniciativas de colaboración de corto y mediano plazo.

“Partimos de una situación de crisis y emergencia productiva. Tenemos que afrontar las urgencias y, al mismo tiempo, proyectar un desarrollo de nuestra provincia que sea sustentable y que abarque a todas las actividades. Uno de los principales lineamientos de trabajo que nos dio el gobernador (Axel Kicillof) es que el sistema científico-tecnológico de la provincia tiene que estar integrado con el desarrollo productivo. Para eso, es fundamental poder trabajar con los diferentes actores del sector y también con las demandas sociales a nivel municipal, provincial y nacional”, dijo el titular de la cartera productiva bonaerense, Augusto Costa.

El Primer Encuentro de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Buenos Aires se realizó en el Auditorio Carpa del campus de la UNSAM.

El ministro señaló que el punto de partida para llevar adelante ese trabajo conjunto es realizar un buen diagnóstico de la situación en la que se encuentran las pymes. Para ello, crearon el programa “Buenos Aires ActiBA”, una plataforma web que busca hacer una radiografía productiva de la provincia, registrando en una base de datos a las empresas, cooperativas y otros actores productivos presentes en el territorio bonaerense. “Más de dos mil empresas ya se registraron. Esto nos va a permitir conocer las problemáticas comunes que los actores productivos nos manifiestan para poder desarrollar los instrumentos adecuados para asistirlas. También nos va a permitir hacer un análisis del impacto de esas políticas a lo largo del tiempo”, explicó Costa.

Otro de los expositores fue el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza, quien sostuvo que, si bien el período de mayor crecimiento de la ciencia y la tecnología fue durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, para 2015 aún no habían podido realizar una transferencia efectiva al sistema productivo. “La desconexión entre ambos sectores excede a empresarios y científicos. Tiene que ver con que no hemos sido capaces de impulsar la capacidad de vinculación. Creemos que es necesario construir una demanda desde otro lugar y qué mejores intérpretes de la situación productiva local que los municipios. Por eso, convocamos a los secretarios de ciencia y de producción a que se apoyen en las universidades y centros de investigación. Si no somos capaces de construir esa demanda, no vamos a revertir esta disociación histórica”, aseveró.

Salvarezza indicó que la falta de articulación se vio acentuada en los últimos años. En ese sentido, hizo referencia a la Ley de Economía del Conocimiento (27.506), sancionada a mediados del año pasado y que el Gobierno decidió reformar. “Tenemos que apoyar a las empresas de base tecnológica pero también tenemos que construir un Estado con capacidades sólidas, que pueda aportar a que las empresas innoven y sean competitivas. Hoy tenemos otras emergencias que resolver en el sector pyme, pero a mediano y largo plazo tenemos que apuntar a generar una industria competitiva y esto se hace incorporando tecnología, conocimiento e innovación”, afirmó.

“Creemos que es necesario construir una demanda desde otro lugar y qué mejores intérpretes de la situación productiva local que los municipios”, dijo Salvarezza.

El ministro señaló que, de los 28 instrumentos de financiamiento que tenían en el área en 2015, solo quedaron cuatro en pie, por lo que se comprometió a volver a poner en marcha estos apoyos de a poco. También instó a los funcionarios municipales a aprovechar los emprendimientos tecnológicos nacionales emplazados en territorio bonaerense, como ARSAT en Benavídez, la empresa Y-TEC en Berisso, y el complejo nuclear Atucha en Zárate, de manera de crear cadenas de valor donde las pymes sean proveedoras de esos emprendimientos.

Durante el encuentro también disertaron el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores de la Nación, Guillermo Merediz; el rector de la UNSAM, Carlos Greco; el presidente del Banco Provincia, Juan Cuattromo; y el intendente del partido de San Martín, Fernando Moreira, quien recordó que San Martín es la capital nacional de la pequeña y mediana empresa industrial, con más de tres mil establecimientos industriales, por lo que la caída de la actividad de los últimos años afectó sensiblemente al municipio. “Un desafío que tenemos es lograr una mirada de largo plazo, una política de estado en materia productiva. Eso no depende de un gobierno, depende de que los actores de la fuerza productiva tengamos la responsabilidad de dialogar y elaborar medidas entre todos. Los municipios podemos tener un rol más activo en la articulación con los distintos niveles del Estado, en la ejecución de las políticas y en la implementación de las herramientas”, sostuvo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *