Fuera de carrera

Con pocos avances, se hizo en el MINCYT la segunda reunión de la mesa de negociaciones que debe solucionar el destino de casi 500 investigadores que no ingresaron al CONICET por el recorte presupuestario del Gobierno. Según los afectados, no se respeta el acuerdo firmado en diciembre.

Por Matías Alonso  
__

Agencia TSS — Se llevó a cabo la segunda reunión de la mesa de negociaciones formada por la Comisión Mixta de Seguimiento que debe solucionar el destino de 500 científicos que tenían aprobada la evaluación para el ingreso a la Carrera de Investigador del CONICET, pero que quedaron afuera por un recorte presupuestario del Gobierno.

La comisión fue conformada luego del conflicto de fines del año pasado y en aquel momento se acordó que a estos investigadores se les extendería su beca doctoral o posdoctoral mientras se les busca un puesto de trabajo en organismos del sistema científico-tecnológico local.

Durante la reunión mantenida el pasado miércoles 12 de abril que los representantes del Gobierno dicen que es la primera del año, ya que a la reunión del 9 de febrero la consideraron “preparatoria”, no se produjeron avances y se dijo que cada investigador deberá negociar sus condiciones laborales con la institución de la que eventualmente forme parte. También se supo que estas instituciones, que se esperaba que recibirían una partida presupuestaria especial de la Jefatura de Gabinete de Ministros para este objetivo, no cuentan con esos fondos para absorber a los investigadores.

A las ocho de la mañana se cortó la calle en la intersección de la avenida Santa Fe y Godoy Cruz. Allí, Lucía Maffey, becaria doctoral del CONICET en el área de Biología y representante de Jóvenes Científicos Precarizados, le dijo a TSS: “La respuesta que nos han dado hoy las autoridades del MINCYT es una declaración de que piensan violar el acta de acuerdo firmada en diciembre, porque no plantean el ingreso al CONICET y tampoco que las condiciones de ingreso en otras instituciones sean las establecidas en el acta. Plantearon que los compañeros ingresen a cualquier institución sin respetar las líneas de trabajo, con contratos precarios y con salarios menores a lo establecido en el acta”.

“El Gobierno está decidido a congelar la planta CONICET. Si no presionamos activamente, esto no avanza”, dijo durante la asamblea la investigadora Nuria Giniger, miembro del colectivo Científicos y Universitarios Autoconvocados.

A la reunión debían ingresar representantes de ATE y miembros de diferentes agrupaciones de científicos, entre ellos unos siete representantes de la Red Federal de Afectados–CONICET, pero solo se permitió el ingreso de dos, ya que los otros cinco habían presentado el padrón con sus representados pero sin las firmas de cada uno de estos, algo que no había quedado claro que fuera necesario. Por parte del MINCYT estuvieron Alberto Arleo —gerente de Recursos Humanos—, Rodolfo Blasco —subsecretario de Coordinación Administrativa—, Lucas Luchilo subsecretario de Evaluación Institucional y Alan Temiño gerente de Asuntos Legales.

Tras la reunión se realizó una asamblea en la explanada del MINCYT, en la que se informó que, cuatro meses después de la firma del acta de acuerdo, no se avanzó en propuestas concretas para el ingreso de investigadores a cargos en organismos descentralizados. También se explicó que posiblemente los científicos deban ingresar con contratos anuales en carácter de monotributistas, en caso de poder incorporarse a alguno de estos organismos.

¿Están dadas las condiciones administrativas para que los organismos puedan absorber a los científicos que quedaron afuera del CONICET? “El Mincyt se convirtió en una bolsa de trabajo”, afirmó un representante de ATE-CONICET, quien también expresó: “No dan financiamiento y, mientras los científicos se queden quietos, lo van a dilatar”.

acta-mesa-de-segumiento-12-04
En el acta, las agrupaciones dejaron constancia de que consideran que se está incumpliendo el acuerdo alcanzado en diciembre pasado.

Durante la asamblea se recordó que, durante la reunión en el MINCYT, Temiño expresó que “los científicos no pueden hacer cogestión y por eso no pueden decidir la cantidad de científicos que entran al CONICET”.

Se estima que este año habrá 2500 postulaciones para la carrera de investigador científico, mil más que el año pasado, pero solo habrá 450 vacantes. Según Maffey, “habrá un récord de postulaciones porque se presentan los de este año más los compañeros que han quedado afuera del año pasado, que, lógicamente, quieren ingresar a la carrera de investigador como está establecido en el concurso, así que habrá una cantidad mucho más grande. Del otro lado, la respuesta del CONICET es reducir las vacantes”.

Representantes de ATE-CNEA invitaron a los miembros de la asamblea a que los acompañen el próximo miércoles en una movilización al Ministerio de Modernización para reclamar por la apertura de paritarias nacionales. Además, se resolvió que el próximo jueves 20 de abril a las 10:30 se realizará una nueva asamblea y algunos de los oradores afirmaron que irán con propuestas de lucha más radicales.

La próxima reunión de la Comisión Mixta será el 9 de mayo, pero quienes allí estaban no se mostraban optimistas. “El Gobierno está decidido a congelar la planta CONICET. Si no presionamos activamente, esto no avanza”, dijo durante la asamblea la investigadora Nuria Giniger, miembro del colectivo Científicos y Universitarios Autoconvocados (CyUA).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *