Industrial aeroespacial: futuro incierto

Empresas de los sectores aeronáutico y espacial se reunieron junto con organismos estatales y universidades en el Congreso Internacional de las Industrias Aeronáutica, Defensa y Espacio 2016. El futuro de esta industria y la necesidad de políticas públicas fueron ejes del encuentro.

Por Natasa Loizou, para Agencia TSS  
__

Córdoba fue la ciudad elegida para debatir sobre el futuro del sector aeroespacial en la Argentina. En el marco del Congreso Internacional de las Industrias Aeronáutica, Defensa y Espacio (CIIAE) se reunieron representantes de empresas del sector aeroespacial, de organismos públicos y de universidades para encontrar formas de promover el desarrollo tecnológico aeronáutico, espacial y de defensa en el nuevo contexto político-económico nacional y regional. TSS estuvo allí y presenció exposiciones, como las del presidente de la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA) y el gerente de Asuntos Espaciales de INVAP, en las que se dieron pistas –y también se abrieron interrogantes– sobre el futuro del sector.

El encuentro se llevó a cabo a principios de noviembre en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional Córdoba y fue organizado por la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE). La CARAE fue creada en diciembre de 2014, impulsada por el sector empresarial aeronáutico y promovida por la anterior gestión del Ministerio de Defensa de la Nación. Agrupa a más de 30 empresas de los sectores aeronáutico, espacial y de defensa del país.

En los primeros paneles estuvieron los ministros de Industria, Comercio y Minería, y de Ciencia y Tecnología de la provincia de Córdoba, quienes le dijeron al sector empresarial presente que cuentan con“el apoyo absoluto e irrestricto del gobierno provincial y nacional” para “volver a refundar la industria aeronáutica y la industria para la defensa”. Ambos hablaron devlas características de los instrumentos normativos y técnicos para la promoción industrial disponibles para pequeñas y medianas empresas instaladas en Córdoba, como la Ley de Promoción Industrial y la Agencia ProCórdoba. Asimismo, anunciaron la presentación de un proyecto de ley para crear una Agencia de Innovación Tecnológica que brinde financiamiento para proyectos de desarrollo innovadores.

El encuentro se llevó a cabo a principios de noviembre en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional Córdoba y fue organizado por la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE).

La directora de la Coordinación de las Mesas Productivas del Ministerio de Producción de la Nación, Sabina Trossero, recordó que la industria aeroespacial ya conformó una mesa sectorial en septiembre pasado, en una reunión en el polo espacial de Punta Indio con la presencia de alrededor de 110 actores del sector público, privado y educativo. Esa mesa se dividió en cuatro ejes de trabajo que agrupó a diversos actores vinculados a cada temática: fabricación de aeronaves y autopartes, mantenimiento y reparación de aeronaves, vehículos aéreos no tripulados y proyectos espaciales. Trossero admitió que “el diálogo entre los diferentes ministerios no es tan fluido como quisiéramos. No es fácil articular el diálogo entre organismos tan diversos y es nuestro mayor desafío”.

La nueva FADEA

Ercole Felippa, un productor lechero que asumió como nuevo presidente de FADEA tras la victoria electoral de Cambiemos, realizó una presentación sobre el estado de situación de la empresa histórica del sector aeronáutico nacional. Gran parte de su exposición la dedicó a manifestar las condiciones económicas negativas en las que heredaron la empresa pública, con una “estructura de personal sobredimensionada”, con “clientes insatisfechos por el incumplimiento de los plazos y los contratos” y “erosionada en materia de confianza y credibilidad”. Felippa manifestó que recibieron una empresa con “el resultado operativo del año 2015 de casi 1.600 millones de pesos de carga negativa, con un patrimonio neto negativo de 1.450 millones de pesos (por una deuda existente con el principal accionista de FADEA, el Ministerio de Defensa), con una cadena productiva interrumpida y con 1.600 operarios desmotivados”.

Felippa dijo que FADEA ha puesto en marcha el “Plan Lanzamiento” para reactivar a partir del próximo año la línea de producción de los aviones Pampa. Y adelantó que planean la fabricación de “tres unidades de Pampa III a partir de septiembre del año que viene y cinco Pampa II a partir de 2018”. Sobre la interrupción de esta línea de producción durante este año y principios del que viene, explicó que “no se disponían partidas presupuestarias, dado que el Estado nacional tiene otras prioridades en una situación en la que el principal objetivo es reducir los índices de pobreza”.

Ercole Felippa, titular de FADEA, adelantó que planean la fabricación de tres unidades de Pampa III a partir de septiembre del año que viene.

Con respecto al achicamiento de la planta de personal de la firma, Felippa destacó que “durante estos meses, de 1.600 hemos llevado a 1.243 la cantidad de operarios, no porque ese número sea el óptimo, sino porque sabemos y entendemos que debemos convivir durante un tiempo con una estructura sobredimensionada”. Y agregó que dicha reducción de operarios generó “un ahorro de 200 millones de pesos a través de un plan de suspensiones semanales, retiros voluntarios, jubilaciones anticipadas y reducción de horas extras”.

En cuanto a la proyección estratégica de la empresa, el actual presidente aclaró: “Nos interesa el Estado nacional como cliente, pero si queremos una empresa sustentable tenemos que pasar a un amplio abanico de clientes”. Y agregó: “Si bien la Fuerza Aérea se lleva la parte mayoritaria de los contratos, tenemos otros con la Armada, como el proceso de modernización de los aviones de patrulla marítima P-3 Orión, y con el Ejército, con el que tenemos contratos de producción de aviones no tripulados —LIPAN—, que en este momento estamos certificando para poder fabricar en serie”.

Con respecto al desarrollo nacional de vehículos aéreos no tripulados (VANT), Felippa expresó que la intención del Gobierno nacional es centralizar la producción en serie de este tipo de naves no tripuladas en FADEA. “Hay una decisión por la que se han dado de baja otros proyectos”, dijo. Esto confirmaría el anunciado final del proyecto SARA, desarrollado por INVAP y el Ministerio de Defensa, y que tenía un importante grado de avance.

Otro de los proyectos en desarrollo que FADEA dará de baja es el IA-100, ya que Felippa manifestó que se utilizará para “generar las bases para un modelo posterior, que va a ser el IA-74, que, si bien tiene las mismas características,tendrá un costo muy inferior y tiene un mercado muy interesante”.

Finalmente, el presidente de la firma destacó que la empresa que dirige tiene por primera vez un lugar en la mesa de negociación del Estado nacional en la concreción de compras de sistemas de armas. Así, reveló que “con Airbus ya hay una operación cerrada y con la empresa coreana de aviación —KAI— se está analizando la compra de 24 aviones supersónicos, de los cuales cuatro se producirían en Corea y el resto se ensamblaríanen FADEA”.

¿Hay futuro en el espacio?

Guillermo Benito, gerente de Asuntos Espaciales de la empresa rionegrina INVAP, enfocó su presentación en el desarrollo histórico de los proyectos espaciales y la generación de capacidades nacionales a partir de ellos. Benito hizo mención al Plan Espacial Nacional ejecutado por la CONAE y al Plan Satelital Geoestacionario Argentino, establecido por la Ley 27.208.

Benito habló sobre la continuidad en el plan diseñado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), que implica el desarrollo del satélite SAOCOM II (cuyo lanzamiento se realizaría en el año2023) como reemplazo del SAOCOM I (que se lanzará entre 2017 y 2018). También hizo referencia al desarrollo de la serie SARE, una constelación de satélites livianosque serán puestos en órbita por el lanzador argentino Tronador, y del potencial desarrollo de un satélite geoestacionario para observación de Tierra para uso meteorológico.

Con respecto al Plan Espacial Geoestacionario Argentino establecido por ley, Benito resaltó la necesidad de una plataforma de nueva generación para un satélite de comunicaciones, si es que la Argentina quiere ser competitiva a la hora de exportar ese tipo de tecnología. No obstante, Benito advirtió que “no se sabe con qué intensidad se ejecutará ese plan”. En ese sentido, expresó: “Tenemos que salir a exportar:hay que agrandar la olla y salir a buscar trabajo afuera”.

Con manifiesto interés por el sostenimiento de la actividad de los proveedores tecnológicos del sector espacial –del que INVAP es la principal referencia en la Argentina–, Benito destacó las capacidades de las empresas locales para el desarrollo de software, de mecanizado, de placas electrónicas a medida, y de análisis mecánico y térmico. “Uno de los desafíos que tenemos es generar empresas de base tecnológica. El programa SARE, que plantea varios lanzamientos, daría volumen y plantearía una redundancia por segmento que justificarían el desarrollo de nuevos productos”.

“El programa SARE, que plantea varios lanzamientos, daría volumen y plantearía una redundancia por segmento que justificarían el desarrollo de nuevos productos”, dijo Benito.

Benito también resaltó la necesidad de agregarle valor a los datos: “En el mundo se compran soluciones más que datos. No se compran imágenes satelitales, sino la interpretación de esas imágenes. Es una oportunidad para que las pymes desarrollen una actividad económica que hoy no tenemos en el país”.

Una de las preocupaciones compartidas por algunos panelistas fue la pérdida de recursos humanos en el sector aeroespacial. El presidente de la CARAE, Javier Siman, manifestó: “Tenemos que dejar de exportar tecnólogos y exportar tecnología. Es una situación grave cuando nuestros estudiantes, ingenieros, científicos y tecnólogos se van es porque no generamos un mercado”.

Un comentario en “Industrial aeroespacial: futuro incierto

  • Guillermo Oscar

    (24/11/2016 - 13:57)

    Lamentable. Nos deja afuera de nuestras capacidades.¿Será reversible? ¿Que ocurrió con el único banco de ensayos vibracionales para la puesta en órbita de satélites del INVAP? Gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *