Asistencia para respirar

La Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA) presentó un proyecto para reconvertir mesas de anestesia hospitalarias sin uso en respiradores de terapia intensiva y así hacer frente a la necesidad de más equipos por la pandemia de coronavirus. La adaptación costaría alrededor de 10.000 pesos, frente a los cerca de 20.000 dólares que promedia un respirador.