Un mapa contra las inundaciones

Investigadores del CONICET y de la Universidad Nacional de Mar del Plata, junto con productores frutihortícolas de la zona oeste marplatense, elaboraron un mapa a partir del uso de imágenes satelitales y de relevamientos en el territorio con el objetivo de mejorar el drenaje del agua y atenuar el impacto de las inundaciones en viviendas y cultivos.

Por Matías Alonso  
__

Agencia TSS – Investigadores del CONICET y de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP) crearon un mapa de drenaje de la zona oeste de Mar del Plata para conocer cómo se desplaza el agua y los puntos clave adonde pueden hacerse pequeñas obras hidráulicas para evitar las inundaciones. Esta herramienta apunta a diseñar estrategias para paliar el problema del desborde de los canales naturales, lo que afecta tanto a los habitantes como a las producciones agropecuarias de la zona.

El desarrollo se hizo gracias a que la zona formó parte de WaterClima, un proyecto de la Unión Europea concebido para mitigar los efectos del cambio climático sobre poblaciones costeras. Gracias a este proyecto también se hicieron relevamientos en la ciudad de La Paz, en México; en la cuenca del río Lempa, en El Salvador; y en el Bajo de Aquín, en Haití.

Para la elaboración del mapa de la zona oeste marplatense se partió de hojas topográficas que se actualizaron con imágenes satelitales con una resolución de un metro. Posteriormente, se sumó información mediante relevamientos en el territorio, gracias al involucramiento de la Asociación de Productores de Frutihorícolas y Afines de la zona. Hasta entonces, la sede regional de la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas solo contaba con mapas de hace 70 años, que habían quedado desactualizados por los sucesivos procesos de urbanización, la producción agroindustrial y las variaciones en la frecuencia e intensidad de las precipitaciones, entre otros factores.

El mapa también está siendo usado por los productores hortícolas, que con mejor información pueden acordar la realización de pequeñas obras hidráulicas que favorecen el escurrimiento sin alterar el curso natural del agua ni generar anegamientos aguas abajo. “Una vez hecho el mapa nos reunimos con los productores, que conocen el territorio como la palma de su mano”, explicó  a TSS Daniel Martínez, investigador principal del CONICET en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMYC, CONICET-UNMDP) y en el Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario (UNMDP-CIC Provincia de Buenos Aires), y coordinador del sitio Mar del Plata del proyecto.

Red de drenaje del agua en la zona oeste de las afueras de Mar del Plata. Imagen: CONICET/Gentileza investigadores.

De hecho, ya se han hecho algunas obras de pequeña escala que tienen impacto en pequeños grupos de productores. Para eso también resultaba necesario identificar la ubicación de los invernáculos, ya que representan una gran inversión en la producción hortícola.

El proyecto, que demandó tres años y recientemente fue destacado en una reunión de WaterClima LAC celebrada en Costa Rica, también permitió poner la lupa sobre algunas zonas conflictivas: Martínez recordó que había “un manejo no muy cuidadoso de la compuerta de la Laguna de los Padres que había llevado a inundaciones en barrios aledaños como Santa Paula y La Florida, por lo que empezamos a trabajar con la empresa responsable para elaborar un protocolo que lo evite”.

Además, en forma conjunta con la gerencia de Recursos Hídricos de la empresa de Obras Sanitarias de Mar del Plata-Batán se comenzó a elaborar un modelo matemático del acuífero de la ciudad, que permite hacer predicciones para una mejor gestión del recurso y analizar los mejores puntos para hacer nuevas perforaciones para el abastecimiento de la ciudad, además de prevenir la intrusión de agua salada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *