Sensor en movimiento

Un proyecto colaborativo está haciendo un mapeo de la contaminación en ciudades argentinas mediante el uso de un medidor de la calidad del aire de bajo costo, que puede ser montado en bicicletas. La iniciativa forma parte de un relevamiento de 30 programas de ciencia ciudadana locales con foco en ambiente que se presentó en el MINCYT.

Temperatura a la distancia

FanIOT entregará a fines de septiembre los primeros 500 termómetros infrarrojos inteligentes, que permiten medir la temperatura sin contacto, geolocalizar la información y emitir alertas. La empresa es un consorcio público-privado con mayoría de la provincia de Misiones dedicado a la fabricación de nanosensores, sistemas electrónicos y plaquetas para la enseñanza de robótica.

Olfato electrónico

Investigadores de la UNSAM y la CNEA trabajan en el desarrollo de narices electrónicas que permiten detectar diversos tipos de olores, desde aquellos que pueden determinar la calidad de alimentos hasta gases peligrosos. Tras varias mejoras incorporadas por estudiantes de Ingeniería Electrónica, ahora buscan que el dispositivo sirva para la detección de síntomas de COVID-19.

Unidos para evaluar el agua

Un grupo multidisciplinario de investigadores y estudiantes desarrolla dispositivos capaces de detectar la presencia de contaminantes en agua. El trabajo de investigación y su aplicación en el territorio se realiza en conjunto con las comunidades. El objetivo es que puedan ser construidos y utilizados sin necesidad de conocimientos técnicos.

Fábrica de miniaturas

En la CNEA, el Departamento de Micro y Nanotecnologías desarrolla materiales y dispositivos a escala nanométrica, en los que confluyen disciplinas y actores diversos. Los proyectos que llevan adelante tienen aplicaciones en áreas como salud, aeroespacial, astrofísica y nuclear. Cómo es trabajar en la escala más pequeña, donde todo se comporta distinto.