UNSAM
UNSAM
Presentación

“Los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a la educación. Con miras a hacer efectivo este derecho sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, los Estados Partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles así como la enseñanza a lo largo de la vida, (...)”
(ART 24.1 Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad)

En el año 2011 el Consejo Superior de la UNSAM aprueba por decreto Rectoral 256/11 la creación de la Comisión de Discapacidad y Derechos Humanos ( en adelante CDyDDHH), que responde a la necesidad de equiparar los parámetros de oportunidades para las personas con discapacidad, según lo promulgado en la  Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (incorporada por Ley 26378 a la normativa nacional); la Ley N° 26206 de Educación Nacional, y la Ley N° 24.521 de Educación Superior.

Se encuentra constituida por representantes de los tres claustros: estudiantes, docentes y no docentes.

La CDyDDHH de la UNSAM se enmarca en el modelo social de la discapacidad y entiende que la discapacidad resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno, que evitan su participación plena en la comunidad, en igualdad de condiciones con las demás.  El modelo social se sostiene en el paradigma de la autonomía personal, donde la deficiencia que genera una discapacidad se convierte en un dato relevante pero no suficiente para definir a un sujeto o a un colectivo, sino que es fundamental para determinar las estrategias de la sociedad y de las políticas de inclusión.

El objetivo central de la CDyDDHH es asesorar y brindar apoyo a toda la comunidad universitaria en relación a la inclusión de las personas con discapacidad.

Generar una educación inclusiva implica garantizar el acceso, permanencia, participación y aprendizaje de los/as estudiantes a través de la puesta en práctica de un conjunto de acciones orientadas a eliminar o minimizar las barreras que limitan el aprendizaje y la participación y que surgen de la interacción entre los/las estudiantes y sus contextos; las personas, las políticas, las instituciones, las culturas y las prácticas.

Se pretende así construir una cultura inclusiva que no sólo resuelva las situaciones puntuales, sino que genere conciencia e instale el tema como parte de la cultura institucional y de la política educativa.

Los objetivos específicos se orientan a:
-Favorecer el ingreso, la permanencia y el egreso de los/as estudiantes con discapacidad, así como la actividad laboral del personal docente y no docente con discapacidad.
-Fomentar el desarrollo de acciones con la comunidad universitaria que tiendan a lograr el máximo nivel de accesibilidad física, académica y comunicacional en pos de la inclusión de las personas con discapacidad en la Universidad.
-Fomentar espacios de formación, difusión e investigación acerca de la promoción de los derechos de las personas con discapacidad.